viernes, 22 de marzo de 2013

Tradiciones de Semana Santa en el República Dominicana


La  Semana Mayor, sigue  siendo  una  tradición  que muchos creyentes de la  religión católica celebran años tras  años  en muchos países de todo el mundo.

Semana santa 
En la República  Dominicana y algunos  países caribeños, la tradición de la Semana Santa, es llevada en sus  distintas manifestaciones y expresiones propia de la cultura como parte del sincretismo  histórico que ha  heredado el  nuevo mundo producto del encuentro de culturas.

El cristianismo  y especialmente el catolicismo es la religión dominante en todo el Caribe, y muchos residentes de la isla son muy devotos. A pesar de la juerga asociada con el Carnaval, el Miércoles de Ceniza, Viernes Santo y Domingo de Pascua suelen ser las ocasiones solemnes en República Dominicana.

A medida que  va pasando el  tiempo, las expresiones religiosas y culturales para esta  época,  han ido desapareciendo, y los que sí guardan la tradición con mayor énfasis son las familias de clase media – baja, sobre todo muy marcado en los campos y pueblos del país. Sin embargo, el paso de la Semana Santa también puede ser una experiencia cálida y acogedora para los visitantes ya que las tradiciones locales le dan un giro tropical único en las celebraciones religiosas y seculares de la fiesta.

Celebración de la Semana Santa 

En República Dominicana cuenta con procesiones que tienen lugar el Jueves Santo y Viernes Santo: la más popular es la enorme procesión, conocida como la Procesión de Santa Samaná, que comienza en la Catedral del siglo 16 de Santa María la Menor, en Santo Domingo después de la misa de la mañana y las características desfiles en sus disfraces y figuras que representan a Jesús arbolada.
Procesión católica en semana santa 

Cabe destacar que la Semana Mayor, según el calendario católico va cambiando de fecha. Para muchos se convierte en una  semana de descanso y una  razón  obligada para  visitar a  sus familiares o amigos;   ya sea en el campo o en la ciudad, para otros es más bien una semana de diversión, excursiones a la playa, ríos, balnearios y deportes al aire libre.

Existen algunas prohibiciones por parte de la iglesia católica como lo es la separación de las celebraciones de las fiestas “ paganas” en Semana Santa, el desfile del carnaval, la danza del Gagá,   y algunas actividades como los deportes de agua en algunas comunidades más religiosas,  no están bien vistas.

Una de las costumbres propia en estas celebraciones es la gastronomía de la semana santa corresponde a las costumbres culinarias y todos aquellos alimentos permitidos durante el periodo sagrado del cristianismo y suele transcurrir desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección, desde el punto de vista litúrgico. Cada país (con alguna representación o grupo cristiano) suele tener algún conjunto de platos, o preparaciones, característicos de esta fecha que por regla general no suele tener contenido carnal debido a la abstinencia observada durante este periodo.

En el caso de la República Dominicana, no podemos pasar  por  alto el tradicional postre las habichuelas con dulces, el pescado en sus diferentes facetas o preparación, el moro de guandules, habas con dulces, chacá, (plato a base de maíz y típico en la región Suroeste), jalea de batata, entre otros.

Es evidente que las tradiciones socioculturales en los países  caribeños, marcan  un eje diferenciador en  algunas  celebraciones de  corte solemne  o religioso, a pasar la fe y creencia religiosa  del pueblo  dominicano, la  Semana Santa , tiene  un matiz tropical y religioso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada